Trastornos del estado de Animo

En esta categoría debemos hacer una importante distinción entre tener síntomas consistentes con el Trastorno Depresivo o el Trastorno de Espectro Bipolar. La palabra "espectro" denota las diferentes posibilidades de síntomas y presentaciones clínicas; ambos trastornos también pueden compartir muchos síntomas que los hacen difíciles de diferenciar, diagnosticar y elegir el tratamiento apropiado.

Debemos tener en cuenta que después de los 50 años, nuestro cuerpo atraviesa cambios y somos propensos a tener otras condiciones médicas que podrían manifestarse con síntomas del Trastorno del Estado de Animo. Existe la posibilidad de que los medicamentos que tomamos constantemente para las condiciones médicas crónicas tengan efectos secundarios psiquiátricos y es importante establecer esta opción para tomar las medidas adecuadas.

Puede ser difícil establecer el diagnóstico apropiado ya que estas condiciones tienden a tener presentaciones atípicas en la población del adulto mayor. No debemos olvidar que un trastorno del estado de ánimo puede poner a los pacientes mayores en riesgo de desarrollar problemas médicos.

El impacto de los síntomas psiquiátricos en la biología del cerebro después de los 60 años puede convertirse en una seria preocupación. Por eso la detección e intervención