AdobeStock_330444331.jpeg

Trastornos del Aprendizaje

Los niños con trastornos de aprendizaje pueden tener problemas para escuchar, prestar atención, hablar, leer, escribir o hacer matemáticas. Es importante identificar estos trastornos cuando están presentes, ya que la educación especializada puede ayudar a los niños en su pronóstico.

 

El niño con un trastorno de aprendizaje puede tener problemas para seguir la instrucción de los maestros, problemas para recordar, problemas para diferenciar entre los lados izquierdo y la derecho, para cambiar el orden de los números y las letras, falta de coordinación, extraviar objetos, problemas para comprender el concepto del tiempo.

 

Los trastornos del aprendizaje se diagnostican de la siguiente manera:

Con impedimentos en la Lectura

Con impedimento en la Expresión Escrita

Con impedimento en las Matemáticas

 

Puede ser necesario realizar una serie de pruebas para determinar el tipo de trastorno del aprendizaje, incluyendo la referncia a un Psicólogo Clínico que realizará una prueba neuropsicológica, un Psicólogo del Desarrollo, un Terapeuta Ocupacional o un Terapeuta del Habla. La coordinación del tratamiento con estos profesionales mejorará el pronóstico, ya que el plan de tratamiento requiere el apoyo a mejorar la funcionalidad académica y social.

 

Muy a menudo esta condición puede ser mal diagnosticada como Trastorno Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) o Trastorno de Discapacidad Intelectual, lo que se traduce en que el estudiante se extravía en los programas escolares, no asigna los recursos académicos adecuados.

 

Iniciar un tratamiento temprano es muy importante ya que esto tendrá consecuencias de por vida que impactarán en los ámbitos sociales, académicos y ocupacionales durante la vida adulta.